Conferencia sobre los efectos tributarios y financieros de la NIIF 16 en las organizaciones realizó el CTI

 

Durante la jornada, se analizaron los efectos tributarios –bajo la actual Reforma Tributaria–, y financieros que se desprenderán de la nueva norma contable de arrendamientos NIIF 16, cuando las organizaciones adopten la normativa en enero de 2019.

 

 

“Reforma Tributaria y los efectos de la nueva norma contable de arrendamientos (NIIF 16)” se tituló el cuarto encuentro del Ciclo de Charlas que organiza el Centro de Contabilidad y Transparencia Informativa (CTI) del Departamento de Control de Gestión y Sistemas de Información. La conferencia, que se realizó el pasado 28 de junio fue dictada por el experto tributario, y perito contable, financiero y tributario de la Corte de Apelaciones de Concepción y Santiago, Cristián Maldonado.

 

Maldonado indicó que el objetivo de este encuentro fue proporcionar una visión comparativa entre la elección que podría hacer una organización, la que teniendo el conocimiento e información necesaria, respecto de los efectos tributarios y financieros, optara por adoptar la NIIF 16 o no hacerlo y adquirir activos para la organización, ya sea a través de la propiedad de planta o equipos.

 

NIIF 16 v/s temas tributarios

 

Durante la jornada, se analizaron los efectos tributarios –bajo la actual Reforma Tributaria–, y financieros que se desprenderán de la nueva norma contable de arrendamientos NIIF 16, cuando las organizaciones adopten la normativa en enero de 2019.

 

Para ello, Maldonado analizó el tratamiento de la NIIF 16 de los activos, pasivos y respectivas exenciones; y su impacto financiero. Luego, examinó el tratamiento tributario del impuesto a la renta, IVA, créditos, registros, uso y declaraciones juradas.

 

En términos generales, Maldonado indicó que “si uno los trata de ver  directamente (los efectos), no son muchos”, puesto que “no es un impacto directo, (…) la norma de arrendamientos ha tenido el mismo impacto y lo sigue teniendo, bajo la NIC 17 –norma que se elimina– y la NIIF 16. Lo único que cambia es un tratamiento particular sobre algún tipo de arrendamiento, que antes se tenía una calificación distinta”.

 

Sin embargo, agregó que al integrar el conocimiento tributario junto a la aplicación financiera es posible determinar algunos efectos directos en los contratos de las organizaciones. Es el caso del IVA. Por un cambio que se le aplicó a este impuesto en la Reforma Tributaria, existe una “condición especial” para los arrendamientos con opción de compra, que alude a la NIIF 16 y que podría tener efectos importantes.

 

Mencionó también que otro efecto tributario que podría existir es un cambio en la determinación de la Renta Líquida Imponible (RLI). Este aspecto es importante, puesto que un impacto en este ítem puede tener efectos “sobre las decisiones de retiro y distribución de dividendos de los socios” de las compañías. ¿Cómo afectará? Cada organización es distinta, por lo que va a depender de los registros utilizados y el régimen tributario que haya elegido, dijo.

 

En el caso del impacto financiero, señaló que entre los efectos que se producirán en los estados financieros es que el gasto de arriendo sale del Ebitda por los derechos de uso e ingresa al Ebit; se afectan los ratios con resultado operacional (Ebitda), los ratios de endeudamiento y de cobertura de financiamiento de corto plazo o de bajo valor, en relación al gasto de operación; y existirá un incremento significativo de la deuda financiera en el balance de la organización.

 

Maldonado concluyó que “la NIIF 16 generará impactos financieros y tributarios, los que, en este caso, se deberán combinar con otros elementos tributarios para un mejor beneficio”.

 

El próximo encuentro de este Ciclo de Charlas organizadas por el CTI se realizará en el mes de julio.