Profesor Luis Jara Sarrúa dicta segunda charla en Superintendencia de Educación sobre regulación financiera

5 de mayo de 2015

 

En el marco de la mesa de trabajo sobre Sistema de Transparencia Financiera creada por la Superintendencia de Educación a raíz de la Reforma Educacional, donde participan los académicos del DCS, Leonardo Torres y Luis Jara. Este último presentó un análisis sobre el modelo de rendición de cuentas de establecimientos educacionales empleado en Nueva Zelanda.

 

 

 

En un contexto en el que algunos sostenedores de colegios se han declarado en quiebra, cerrando sus puertas a la comunidad escolar, el profesor Jara -Director del Centro de Contabilidad y Transparencia Informativa (CTI) de la U. de Chile- propuso a fines del 2014, a través de un medio de comunicación, que los establecimientos educacionales presenten sus estados financieros de forma pública, tal como lo hacen las empresas reguladas por la SVS. Asimismo, advirtió la necesidad de crear una cultura contable-financiera para que las personas puedan anticiparse a escenarios desfavorables.

 

A raíz de su reflexión, la Superintendencia de Educación (Supereduc) lo invitó a presentar sus observaciones en función de la propuesta emitida en La Tercera. Dicho encuentro se llevó a cabo en diciembre de 2014 y estuvo centrado en “Transparencia Informativa”.

 

Consecuentemente, este 4 de mayo (2015) el profesor se reunió nuevamente con algunas autoridades de la institución, entre ellos: el Superintendente de Educación, Alexis Ramírez Orellana; el Jefe de División Fiscalizadora, Mauricio Farías Arenas; y la académica de la Facultad de Administración y Economía de la Universidad de Santiago de Chile (USACH), Dra. Angélica Peña; para presentar un análisis denominado: “Modelo de Rendición de Cuentas de Establecimientos Educacionales: El caso de Nueva Zelanda”.

 

Al respecto, el profesor Jara comparó, a partir de datos macroeconómicos, la realidad de Chile y Nueva Zelanda. Posteriormente, hizo un repaso al contexto institucional de regulación a los establecimientos educacionales del país oceánico, centrándose en el tema de los requerimientos informativos (financieros y no financieros) que deben proporcionar los colegios a las autoridades de dicho país. Al finalizar su presentación explicó la estructura de dos Annual Report: uno del Cotswold School y otro de Wellington.

 

Asimismo, el Director del CTI explicó en detalle en qué consiste el manual que emplea el Ministerio de Educación de Nueva Zelanda para guiar a los establecimientos educacionales en la preparación y presentación de información financiera y de datos de gestión educacional.